Judiciales y Policiales
Resiste al vivir en una carpa

El calvario de un transportista que compró un terreno por 20 mil dólares y un abogado de Quilmes se lo quiere expropiar

Aunque escrituró el terreno adquirido mediante una inmobiliaria en abril del año pasado, comenzó a sufrir aprietes y amenazas de muerte por parte de un abogado de Quilmes.
A pesar de que la Justicia falló a su favor, debe aguardar los tiempos lentos de las tretas judiciales.
El terreno se encuentra en una manzana de la calle 10 y 175 bis, que tiene 19 lotes.
Luis Hernández, dueño del terreno.
Adolfo Becerra, abogado quilmeño.

Luis Hernández, oriundo de la localidad bonaerense de Pehuajó, tiene 43 años, es transportista y vive una odisea en Necochea, luego de comprar un terreno por 20 mil dólares.

Aunque escrituró el terreno adquirido mediante una inmobiliaria en abril del año pasado, comenzó a sufrir aprietes y amenazas de muerte por parte de un abogado de Quilmes, y al judicializarse el conflicto no pudo construir aún su casa.

Casado y con dos hijas, Luis se mantiene lejos de ellas por tener que estar en el terreno, viviendo en una carpa, con el objetivo de que no le usurpen su propiedad.

A pesar de que la Justicia falló a su favor, Hernández debe aguardar los tiempos lentos de las tretas judiciales. Es que el abogado, de nombre Adolfo Becerra, apeló la medida.

Luis perdió su trabajo por no poder cumplir con los compromisos. Se la pasa en el terreno para cuidarlo y desmalezarlo, siempre atento por cualquier amenaza por parte de secuaces de Becerra.

El terreno de Luis se encuentra en una manzana de la calle 10 y 175 bis, que tiene 19 lotes, uno de los cuales es de Hernández.

En diálogo con NOVA, Luis contó sus penurias y se quejó por la falta de respuestas de la justicia y del municipio.

“Desde el municipio solo he recibido trabas. Para eso son rápidos. Sin embargo, para velar por los derechos de los vecinos miran para otro lado”, explicó el hombre.

“No pido que me regalen nada. Vine a Necochea por un mejor futuro y me encontré con esta compleja situación, en la que un abogado que dice tener contactos aprieta a gente y pretende usurpar terrenos de manera violenta”, sostuvo Luis.

“Tanto amedrenta Becerra que hasta un fiscal se apartó de la causa al excusarse.Y yo casi que desisto. Me volví a Pehuajó. Ahora volví tras el fallo favorable de la justicia de garantías”, añadió.

Luis instaló una carpa arriba de unos pallets, donde duerme. Cocina a leña y se cubre del sol con una sombrilla. Mientras tanto ha alambrado su terreno y colocó una tranquera. Corta el pasto y lo mantiene cuidado, siempre alerta para que no se lo usurpen.

Para mostrar que es verdad todo lo que sostiene, envió a la agencia de noticias fotos y copias de la escritura y fallos judiciales. Ante esta extrema situación pide que la justicia se ponga los pantalones largos y que accione por sus derechos.

"Desde que estoy acá se me ha acercado gente y me ha contado casos peores", reconoce Luis. "Para que te des una idea, frente al terreno está el parque y cada vez que voy al parque hay alguien que intenta sacarme las cosas".

"Estoy en una carpa porque todos los días recibo aprietes. Me parece muy injusto. Y la manera que accionó la Fiscalía fue muy difícil. Consigo que Fiscalía me diga que sí, que soy la víctima, y después se borran. O me consiguen una orden y después se desprenden por X motivo o porque dicen que es una persona de cuidado, que vive mandando escritos, aunque en los mismos fallos se ve que nunca presenta pruebas", señaló Hernández.

"No elegí comprar con derechos posesorios, elegí una inmobiliaria y todo estaba bien pero cuando quise empezar a construir empezaron los problemas", explicó Hernández y agregó que el mismo hostigador actualmente alambró toda una manzana que incluye una porción de reserva fiscal que incluso figura en el mapa cartográfico de ARBA, identificado como tal.

"Yo le mandé al intendente y no sé si tienen la fuerza para apelar por lo mío, pero si no es por mi terreno es por la reserva fiscal, es un delito también", explicó y se lamentó: "Yo no puedo creer que me encuentre solo peleando contra este tipo. Este es un patrimonio de la ciudad".

"Por lo menos yo quería que la municipalidad intercediera por ese caso y la cantidad de vueltas que me dieron es increíble: la municipalidad en lugar de estar para apoyarte o para darte una mano, al contrario, está para meter todas las trabas facilitando la usurpación de estas personas", sostuvo.

Lectores: 296

Envianos tu comentario