Correo de Lectores
Correo de lectores

Políticas Económicas para una nueva Necochea

El cartero de NOVA.

Por Cantoni Maximiliano (*)

Parece que está de moda en política decir frases vacías, los candidatos no se comprometen por las dudas de no ofender algún sector de sus posibles votantes, así transcurre el periodo previo a las elecciones con frases de antología: “se necesita una ordenanza moderna”, “hay que escuchar a los vecinos (a las vecinas no –el género aun no es tema-, ni tampoco se dice qué se escucha y qué se tiene pensado hacer con lo que se escucha)”, “atacar el problema de la inseguridad”, “modificar la fiscal impositiva”, “sacar de la crisis al municipio”.

Todas expresiones de deseos que no ahondan en programas y acciones concretas, estar en contra de las frases tiradas al aire, es como estar en contra de la felicidad. El combo se completa con el cartel en la vía pública, lo más grande posible y una sonrisa esplendida. Ideas ninguna. Siendo sinceros, parece que les funciona. No es una cuestión de ideología, es decir concretamente como se lograrían los objetivos.

Nadando contracorriente se plantearán algunas políticas económicas a implementar desde el municipio para completar las frases de los candidatos.

Nueva Ordenanza Fiscal Impositiva (progresiva)

Está sobradamente demostrado que los recursos que recauda el Estado Municipal no alcanzan ni para mantener el estado actual de gastos, se necesita reformular de raíz el esquema de tasas vigentes en Necochea. La estructura de ingresos es la base de muchos de los problemas que sufre el municipio: se recauda mal, tanto en cantidad como en calidad (a quién se le impone la tasa).

No enfrentar el problema es la causa del lento y, ya pronunciado, letargo que padecemos lxs* necochenses. La crisis económica, la desproporción de gastos en personal, recolección de residuos y salud, la imposibilidad de hacer obra pública es consecuencia de que los recursos que obtiene el municipio no alcanzan. Hay que modificarlo. Hasta acá llegan las expresiones de deseos y razonamiento de algunos candidatos, falta algo fundamental, ¿cómo hacerlo?

Analizando el estado actual vemos que existen vigentes 32 tasas y derechos por los cuales recauda el municipio, siendo una cantidad pasmosa (por lo elevada) si lo comparamos con la estructura tributaria de los partidos del sudeste de la provincia de Buenos Aires, es la más diversificada, lo que no quiere decir que sea sinónimo de eficiente.

El promedio de la zona es 22 tasas (diez menos que en nuestra ciudad) y si tomando como ejemplo a San Cayetano, como muchxs* lo hacen, observamos que tiene solo 18 tasas vigentes. Se cae en el sencillo (pero erróneo) argumento de que para aumentar la recaudación se tienen que aumentar la cantidad de tasas.

No se hace un análisis de cuales son más eficientes (no hablemos de progresivas), cuáles se encuentran desactualizadas por valor, etc. No… nada de eso. Nuevas tasas y listo. El nivel de concentración de la recaudación en las tres principales tasas es el más bajo de todo el sudeste de la provincia, un 56%, contra un 78% en promedio.

No solo el punto anterior hace que sea ineficiente el sistema de tasas y derechos, también se suma que más de la mitad de los recursos que se obtienen provienen de gravar acciones o consumo de lxs vecinxs* quitándole importancia a la imposición a los impuestos directos sobre las personas o patrimonio. Hablando claro: el sistema de tasas en Necochea es ineficiente y regresivo.

Se puede hacer una simple comparación en base a la tasa de Conservación y Mejorado Red Vial (impuesto claramente progresivo que recae sobre el patrimonio de lxs* terratenientes vernáculos). En Necochea se recauda aproximadamente un 10% de lo que ingresa por tasas por este ítem, si analizamos los gobiernos chavistas de San Cayetano, González Chávez, Pringles, Coronel Dorrego y Lobería, nos alarma su nivel de confiscación.

Recaudan por esta tasa en promedio un 52,2% de lo que ingresan a sus arcas (San Cayetano basa su recaudación en un 60% en este tributo). (Nota del redactor: a mi lado mi gato me informa que no son gobiernos chavistas estos, disculpen mis prejuicios). Si tomamos como ejemplo a estos municipios, hagamos una comparación global, no parcial tomando lo que nos conviene.

Tres tasas en Necochea concentran más del 50% de lo que ingresa a la municipalidad por recaudación propia: Servicios Urbanos y Alumbrado Público, Servicios Sanitarios y por Fortalecimiento, Promoción y Prevención para la Salud. El monto que paga cada vecinx* por estas tres tasas se determina por la valuación fiscal de los inmuebles, valor totalmente desactualizado que no refleja la diferencia de poder adquisitivo de los que más tienen.

Una propuesta popular en relación a la modificación de la Ordenanza Fiscal Impositiva se debería basar en:

  • Modificar la alta dispersión en tasas y derechos, concentrar la recaudación en tasas eficientes y progresivas.
  • Aumento de la recaudación por la tasa de Conservación y Mejorado Red Vial.
  • Rezonificación (revaluación) fiscal para hacer progresivos las tasas más importantes.
  • Remunicipalizar de la playa de camiones y recolección de residuos

Estamos ante la presencia de un Estado que paga todos los costos y los beneficios los terceriza. El principal proveedor del municipio es la empresa recolectora de residuos domiciliarios, todos los meses se le paga (según datos 2014) $4,4 millones para que brinde el servicio. Al año son casi 53 millones. Es un gasto desproporcionado para la economía municipal, representa ni más ni menos que el 10% de lo que gasta ¿Existe racionalidad económica en sostener este negocio para el privado?

En el año 2014 el Municipio de Quilmes tomo la decisión de rescindir el contrato con la empresa de recolección y hacerse cargo del servicio público así aliviar el presupuesto municipal, decisión política del ejecutivo local que prescindió del piloto automático y la connivencia en el negocio.

En igual situación se encuentra la playa de camiones, en el año 2014 se dio en concesión a una empresa para que se haga cargo del servicio ¿Cómo el emprendimiento que da perdida para el Estado fue tan disputado por privados? Si es económicamente rentable y se quiere defender el patrimonio público la solución no es la privatización.

Parece que esos no fueron los intereses defendidos y se generó otro negocio para que se lleve la plata otro. Existía presupuesto en el 2014 para mejorar y acondicionar el predio ($12,7 millones), en vez de gastarlo se desvió para tapar otros agujeros, visión de corto plazo que al largo se pagan.

Hacer un análisis pormenorizado de ambas situaciones es urgente con el foco en defender el bien común. Si existe la posibilidad de disminuir los gastos haciéndose cargo del servicio, se debe tomar la decisión. Por más básico que parezca, los intereses que se deben defender cuando se es gobierno, es el de lxs ciudadanxs*. No generarles negocios a privados.

Deuda y más deuda

Si consideramos los ejercicios completos del año 2013 y 2014, por la canaleta de la deuda se van año a año aproximadamente el 12% del presupuesto municipal. Se paga sin chistar, bien sumisxs* y obedientes. Además y tristemente se pagan gastos corrientes, que ya fueron consumidos y que no genera un impacto en los subsiguientes ejercicios.

Es obsceno que se destine a este concepto ocho veces más que a la compra de bienes de uso (que aumentan el patrimonio municipal), diez veces más que a transferencia a vecinxs* en exclusión social o dos veces más que lo que se destina a los entes Vial Rural y de Turismo (los dos juntos dado que no se posee datos desagregados)

Urge clarificar a quién le debe el municipio y bajo que concepto. También es urgente renegociar la deuda que se paga, disminuyendo su peso en el presupuesto y dejando un margen superior para realizar otros gastos prioritarios.

Sueldo de funcionarios

Se habla de crisis, de que el erario público no alcanza para pagar ni los sueldos. Concretamente se puede reducir de manera pronunciada los gastos haciendo una quita al sueldo de intendente, actualmente si se suma los gastos de representación el mismo supera holgadamente los $100.000 mensuales, reduciéndolo a menos de la mitad seguramente pueda llegar a fin de mes.

Igual medida se podría tomar con la planta política (secretarios, etc), excluyendo a lxs empleadxs* de carrera. Siguiendo las lindas reglas del mercado que tantxs adeptxs* junta en las listas con posibilidades ciertas de acceder al poder ejecutivo, a lxs secretarixs* se le podría poner un sueldo por rendimiento, un básico y un plus por resultado obtenido. Quizás de esta forma se movilicen para hacer algo para la comunidad.

Tampoco nos olvidemos de lxs concejales, muchxs* se verían en dificultades si se aplicaría esta regla. Se habla del ausentismo docente, pero nada de las inasistencias (crónicas) de algunxs*, sin ir más lejos en la última cesión del concejo deliberante local (12/10/15) faltaron 4 miembros (más de un 20% ausente). Dos de los tres concejales candidatos a ocupar el poder ejecutivo pegaron el faltazo. Seguro están pensando en otra cosa, pero cobran como si estarían trabajando.

¿Por qué usar la X?

Porqué letra x, en vez de la a/o. La utilización de la letra x es una forma de romper con el lenguaje sexista que sólo nombra y escribe en masculino. Las mujeres, como otras identidades de género, se suponen incluidas. Muchas veces aquello que no se nombra pareciera no existir, entonces elegimos utilizar una letra que desnaturalice que siempre hablamos en masculino y permita que cada identidad de género se pueda ver representada.

El cómo hablamos parece algo menor sin importancia. Sin embargo, el lenguaje también es una herramienta de poder, y de las más poderosas que tiene la cultura dominante. A través del lenguaje, aprendemos a expresar, lo que pensamos y sentimos. Si queremos una sociedad igualitaria, tenemos que poder demostrarlo con nuestra práctica, pero también con nuestro discurso.

(*) cantonimaxi@gmail.com

Lectores: 578

Envianos tu comentario