Panorama Político de Necochea
Elecciones 2023

Los radicales, el Caballo de Troya que mina a Martín Migueles desde adentro

Los radicales abandonan el barco de Martín Migueles. (Dibujo: NOVA)

Sin querer queriendo, Arturo Rojas se convirtió en el candidato que aglutina a todas las fuerzas antikirchneristas. Radicales, liberales y referentes del PRO suman fuerzas para impulsar la reelección del jefe comunal.

El presidente de la Juventud Radical abrió la puerta reconociendo que Martín Migueles, candidato a intendente de Juntos por el Cambio, no representa al ideario radical y no estaba a la altura de las necesidades del distrito, llamando a cortar boleta a favor de Rojas ya que "logró dar respuestas a muchas de las demandas que nuestra sociedad reclamaba".

En las últimas horas, Yoel Acién, referente de los jóvenes libertarios renegó de su candidato local, el ex camporista Pablo Nosek, sumándose a las filas de Arturo Rojas en el distrito, al tiempo que llama a votar por Javier Milei y Carolina Píparo.

Caballo de Troya para Martín Migueles

Mientras Arturo Rojas se fortalece con el aporte de las fuerzas políticas que se incorporan a su proyecto, Martín Migueles que cerró alianza con Gonzalo Diez, nunca se imaginó el problema que compró.

La interna radical en pleno le explotó en las manos y hoy lleva en su lista a los alfonsinistas que militan la candidatura de Sergio Massa y a un grupo de renegados que ponen en duda el accionar del radicalismo en los últimos años y el rumbo que toma Juntos por el Cambio bajo el liderazgo de Migueles.

La trifulca interna que impulsan los socios de Migueles socaba la fortaleza del candidato desde el corazón mismo de Juntos por el Cambio. Si en plena campaña en la que es obligatorio "caretearla" y mostrar unidad, amor y paz, las diferencias internas le provocan picantes deserciones; además del cuestionamiento a la conducción del ex porcarista, genera más dudas que certeza imaginar una gestión que desde el vamos estará signada por las luchas por los cargos y el protagonismo político.

Que el último cierre la puerta

La última deserción radical la protagonizaron militantes con un fuerte arraigo partidario y que tuvieron un importante protagonismo en la historia reciente del centenario partido. Mateo Ruppel, nada menos que vicepresidente de la Unión Cívica Radical de Necochea, Silvina Benitez (ex consejera escolar), Camilo Maciel (ex secretario de Hacienda del gobierno de Daniel Molina) y Bernardo Amilcar (concejal de Nueva Necochea y ex delegado de Quequén), junto al presidente de la Juventud Radical de Necochea, Abel Rodríguez, inauguraron un local partidario en la villa balnearia reafirmando su apoyo al intendente.

Ante el hecho consumado y a pocas horas de la inauguración del coqueto local, Benitez comunicó a través de un breve mensaje de WhatsApp su decisión: "Creo que es pertinente decir que no voy a participar de esta campaña y que incluso acompañaré otra propuesta, me sentí decepcionada en el manejo post electoral y de la manera de actual de nosotros como partido".

De más está decir que los correligionarios pusieron el grito en el infierno y salieron en fila a ajusticiar a los rebeldes. Ante la catarata de improperios y pedidos de justicia, el ex intendente Daniel Molina llamó a la concordia: "Les pido a todos prudencia y tranquilidad. Respetemos a Silvina y a todos quienes tienen opiniones distintas, y llamémonos a silencio. Estos debates deberán ser dentro del partido después del 23 de octubre, faltan dos semanas y esto favorece a Rojas y perjudica a Diego Cersocimo y a la UCR".

"Calma radicales que el camino es largo y no hay que caerse a la banquina" pidió el ex intendente.

Sin embargo, los socios de Migueles siguieron pidiendo la cabeza de los desertores y los radicales hicieron lo mejor que saben hacer. Enviaron un documento a Maximiliano Abad, presidente del Comité Provincia pidiendo sanciones disciplinarias para los protagonistas.

Los correligionarios consideran que el accionar de Mateo Ruppel, que no estuvo presente en la inauguración del local, y Silvina Benitez, "vulnera la conducta radical de aceptar los resultados electorales y mantenerse firmes en las conductas y directivas a las que se arriban por mandato de nuestras convenciones, y frente a la falta de voluntad de estos afiliados a renunciar a sus afiliaciones y cargos como autoridades partidarias, es que se pone en su conocimiento para que se de intervención a los organismos disciplinarios que correspondan y se tomen las medidas ejemplificadoras que den cabal muestra que estas conductas son inaceptables".

Y de paso, cañazo: "Se solicita asimismo que se ponga en conocimiento de las autoridades de la Juventud Radical, que el actual presidente de dicho espacio en el orden local, el señor Abel Rodríguez ha incurrido en la misma conducta descripta por lo que también se solicita tomen intervención los procesos que correspondan".

Remando en dulce de leche pastelero

Mientras trata de enfocar su campaña intentado dar imagen de solvencia en la gestión por un lado y tratando de esmerilar la figura del intendente Arturo Rojas por otro, Martín Migueles la rema en dulce de leche pastelero con palitos de sushi.

La falta de muñeca en la conducción generó disconformidad entre los miembros de la alianza, que no lo consideran un líder con peso propio que esté a la altura de las exigencias que requiere el distrito de Necochea, pero su pasado de dudosa transparencia, que en su momento fue motivo de cuestionamiento por parte de Gonzalo Diez -hoy único aliado de Migueles-, fue el detonante de la fuga de radicales.

El gran desafío al que se enfrenta Migueles a días de las elecciones ya no es ganarle a Arturo Rojas, sino contener a la gente que integra su lista -que suma disconformidad con el paso de las horas-, y frenar el aluvión de cortes de boleta que se espera el 22 de octubre.

Lectores: 399

Envianos tu comentario