Concejo Deliberante
En la 1° Sesión ordinaria 2024

"La casta" necochense cerró filas contra los afiliados de IOMA

Los afiliados necochenses se ven obligados a viajar a Mar del Plata para recibir una atención adecuada, denunció la bancada radical.

En su debut en el Concejo Deliberante, el edil radical Rodrigo Yrigoyen presentó un proyecto de resolución que en su punto más importante solicita al intendente municipal Arturo Rojas que "se dirija al ministerio de salud de la provincia de Buenos Aires a fin de gestionar acciones conjuntas que resguarden el derecho a la salud de los vecinos afiliados a la obra social (IOMA)".

Ante un silencio abrumador, solo la justificadora serial del universo kirchnerista, Andrea Cáceres, levantó la mano para defender lo indefendible. "La obra social de los y las trabajadoras IOMA, se ha visto perjudicada desde fin de año a esta etapa".

Cáceres hizo referencia a que la obra social provincial es solidaria y que por supuesto se nutre de los aportes de los trabajadores pero convenientemente optó por guardar silencio acerca de las condiciones de los afiliados necochenses que se ven obligados a viajar a Mar del Plata para recibir una atención adecuada.

La vocera de facto del Gobierno provincial también omitió referirse al cobro ilegal que durante años han realizado los profesionales de la salud local por fuera del bono de IOMA, situación que ha sido largamente denunciada por los afiliados y a la que siempre se hicieron oidos sordos.

Tampoco asumió la responsabilidad que le cabe al Gobierno de Axel Kicillof por el recorte de prestaciones para los afiliados necochenses y mucho menos en el retraso de la medicación oncológica y para pacientes crónicos.

Pedro Arabarco, Mariela Maceiro, Mariano Valiante, Verónica Bibbo, Gonzalo Diez, Rodrigo Yrigoyen, Alejandro Bidegain y Adriana Pérez fueron los ocho concejales que votaron a favor del proyecto presentado por la bancada radical, mientras que los bloques que responden al kirchnerismo rechazaron el instrumento y optaron por un silencio bochornoso.

Fiel a su estilo, el concejal Gonzalo Diez, levantó temperatura y caliente como pipa manifestó su sorpresa ante la negativa y el silencio de sus pares de aprobar un proyecto de resolución que expresaría la preocupación del Concejo Deliberante por la situación de los afiliados a IOMA y les exigió fundamentar el voto.

Lectores: 339

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: