Panorama Político de Necochea
Preocupación

Inseguridad al palo: un comisario cuestionado y delitos más violentos

Continúa la ola delictiva en Necochea. (Dibujo: NOVA)

La seguridad es un tema candente en la agenda de los medios nacionales. El asesinato de un chofer a punto de jubilarse movió las fibras del aparato mediático y la piña que se comió el sheriff Sergio Berni, sumó la cuota de escandalete político que el gobierno aprovechó para hechar dudas sobre el rol de la oposición en el asalto de Daniel Barrientos.

"Esto no parece un simple robo a un colectivo en un barrio popular. Es muy raro, y ahí empiezan todas las cuestiones, porque unos días antes estuvo Patricia Bullrich hablando de la seguridad en los colectivos. Uno no tiene que pasarse con esto porque se tiene que investigar a fondo, pero hay que prender las luces sobre estas cuestiones" manifestó el gobernador Axel Kicillof.

El kirchnerismo en pleno se adscribe fervientemente a la teoría de la "sensación de inseguridad" instituido por Aníbal Fernández que asegura contra capa y espada que el delito está en baja desde el 2021.

Los ecos del asesinato de Barrientos volvió a abrir la grieta entre el Gobierno nacional y Axel Kicillof. El ministro de Seguridad, cercano al presidente, Alberto Fernández, acusó al gobernador bonaerense de ser “un profundo desconocedor de lo que sucede”, por el reclamo que había hecho Kicillof previo al crimen de Barrientos del envío de seis mil gendarmes al territorio para el combate contra la inseguridad en las zonas calientes del territorio, en el conurbano, que según el ministro hace rato están trabajando en el territorio provincial.

Necochea no es una isla

La ciudadanía necochense conoce en carne propia la inseguridad que ha ido increscendo en los últimos años, precisamente desde que el cuestionado comisario Jorge Mastropierro está al frente de la policía departamental.

Al comisario se lo acusa de ser coimero. Cuentan los vecinos de Necochea que Mastropierro hizo una pequeña fortuna en el puesto de "La Ballenera", luego fue trasladado a la Patrulla Rural donde siguió incrementando su patrimonio gracias a "las colaboraciones" recibidas hasta llegar a ocupar el máximo cargo en la policía local.

Sancionado en varias oportunidades por no presentar declaraciones juradas obligatorias y sin poder justificar su elevado nivel de vida, al "jefe" se lo acusa de brindar protección a bandas de motochorros y de tener fuertes vínculos con el robo de vehículos, el narcotráfico, los desarmaderos y cuanto vicio ande cerca.

La impunidad con la que se maneja la delincuencia ha obligado a los vecinos de Necochea a cambiar sus hábitos, su vida cotidiana: limitar las salidas nocturnas, vivir enrejados, pagar onerosos sistemas de alarmas y cámaras de seguridad.

Un rápido vistazo a las portadas de los medios de comunicación da una idea general del panorama que vive Necochea en materia de inseguridad: "tras un allanamiento encontraron cables robados" (las autoridades de la Usina vienen denunciando desde hace al menos dos años y señalando a los posibles responsables); "Alto consumo de estupefacientes en la ciudad"; " A punta de cuchillo asaltó a un taxista"; "Robó en un almacén, la policía lo persiguió y se atrincheró en su casa".

¿Municipio presente?

En materia de seguridad los involucrados parecen jugar al gran bonete y cada uno le pasa el fardo al de al lado y en los últimos tiempos cada vez más se cuestiona el rol del municipio en la prevención del delito.

"La seguridad es competencia exclusiva de la provincia pero como intendente no puedo hacerme el distraído porque vivimos acá y nos afecta a todos",declaró hace un tiempo el intendente Arturo Rojas.

Si bien es cierto que el municipio no tiene injerencia directa en las políticas de seguridad si puede gestionar y reclamar de manera directa ante las autoridades provinciales en caso de presentarse irregularidades con los jefes policiales nombrados por el ministerio de seguridad.

La municipalidad de Necochea tiene participación activa en la prevención del delito a través de las cámaras de seguridad y la sala de monitoreo colaborando tanto con personal policial como con la justicia en el esclarecimiento de casos.

Otro aporte del municipio cuadruplicó los recursos para la compra de combustible para los móviles policiales que realizan el patrullaje en las calles de la ciudad. Vale aclarar que la provisión de combustible es una obligación del gobierno provincial. También se reacondicionaron diez móviles que estaban fuera de circulación con recursos propios del municipio.

Lectores: 276

Envianos tu comentario