Judiciales y Policiales
En la madrugada de este sábado

Implacables: el Municipio, con asistencia policial, secuestró otro vehículo que trabaja con Uber

La imagen es meramente ilustrativa.

Durante las primeras horas de este sábado, la administración municipal tomó la decisión de incautar otro automóvil que estaba prestando servicios como Uber, aplicando además una sanción a su chofer. Este hecho representa el quinto auto que es retenido y trasladado al área de Tránsito por empleados de la municipalidad, después de intentar operar para la conocida plataforma de transporte que comenzó sus actividades en Necochea y otras localidades de la costa.

El vehículo fue secuestrado por las autoridades en la intersección de avenida 10 y calle 87 porque no tenía la autorización necesaria del municipio y habría sido previamente denunciado en la oficina de Transporte. En el momento en que se realizaba la inspección, el conductor transportaba a dos usuarios, por lo que, se procedió a formular la multa y a retener el vehículo. No obstante, fue necesario solicitar apoyo policial dado que el chofer mostró resistencia ante el secuestro del mismo. Una vez completado el proceso administrativo con las actas pertinentes, el vehículo fue trasladado por remolques Trave al predio de Tránsito Municipal.

La presencia de plataformas digitales para compartir viajes generó controversias en diversas ciudades, donde las regulaciones locales pueden entrar en conflicto con las modalidades de servicio que estas empresas ofrecen. En este contexto, las autoridades municipales están ejerciendo un control más estricto sobre los vehículos que operan bajo estas aplicaciones, buscando asegurar que cumplan con las normativas vigentes. La intervención contó con la colaboración conjunta de los equipos de Transporte, Tránsito y la Policía Bonaerense.

Los conductores que deciden trabajar con Uber u otras aplicaciones similares deben estar conscientes de los requisitos legales y las posibles consecuencias si no se adhieren a ellos. Las sanciones pueden incluir multas significativas y hasta la incautación del vehículo, lo cual puede representar un duro golpe económico para quienes dependen de esta actividad como fuente principal de ingresos.

Es importante destacar que tanto pasajeros como conductores deberían estar informados acerca de la situación legal del servicio de transporte compartido en su región. Utilizar o proveer estos servicios sin las debidas autorizaciones puede resultar en inconvenientes legales tanto para el usuario como para el prestador del servicio.

Lectores: 74

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: