Información General
Semana Santa

Emotivo Vía Crucis Ribereño: una jornada de Fe y reflexión a orillas del Río Quequén

Tras casi tres horas de caminata, la peregrinación alcanzó su destino final en el Paraje Las Cascadas.

Bajo el amanecer del Viernes Santo, la comunidad se congregó en las cercanías del Puente Taraborelli para participar en el conmovedor Vía Crucis Ribereño. Desde las primeras luces del día, cientos de vecinos, vecinas y visitantes se acercaron al cruce de la Avenida Circunvalación por el Río Quequén, dando inicio a esta tradicional peregrinación.

Encabezados por la comunidad católica local, los fieles comenzaron a formar la procesión alrededor de las 9 de la mañana. En apenas diez minutos, ya estaban recorriendo la primera de las catorce estaciones que rememoran la Pasión de Cristo. Tras casi tres horas de caminata, la peregrinación alcanzó su destino final en el Paraje Las Cascadas, donde se llevó a cabo un emotivo momento de reflexión.

Allí, los participantes compartieron un desayuno preparado por los integrantes de los grupos del Distrito Scout, mientras el Coro "Alta Mira" se alistaba para entonar un repertorio especial para la ocasión. Este Vía Crucis, que abarca cerca de 10 kilómetros del camino de sirga hasta su última parada, es considerado el más extenso corredor religioso de la provincia de Buenos Aires.

Las 14 estaciones, que narran los distintos episodios de la Pasión de Jesús de Nazaret, ofrecen además vistas panorámicas del Río Quequén, convirtiéndose en auténticos miradores naturales que realzan la belleza del entorno y añaden un elemento de contemplación a esta experiencia espiritual.

Lectores: 134

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: