Literarias
Una producción de NOVA

El hombre solo, triste y abandonado: se me terminaron las lágrimas

El hombre solo, triste y abandonado. (Dibujo: NOVA)

No sé cuándo sucedió. Simplemente pasó. No le busques explicación racional alguna, porque no la hay. Ni vos, ni yo podemos encontrar una respuesta lógica. Después de todo, ¿tienen sensatez los sentimientos? Un día empiezan, otro día terminan, y punto. Se acabó.

Te lloré cuando escuchaba canciones de amor, mirando el final feliz de una telenovela, imaginando que nosotros éramos los protagonistas, transitando una calle por la que habíamos pasado antes, queriendo reencontrarte en mujeres con las que quise suplir tu ausencia, y solo terminé lastimándome más…

No quiero verte, porque ya no sos nadie en mi vida. Primero te amé con locura, luego te odié, más tarde sentí pena por vos. Ahora sencillamente no me pasa nada. Extrañezas del destino. A veces pienso que fuiste un sueño… o una pesadilla. Que jamás estuviste. Que no sos real.

Todo este tiempo respiré profundo. En cada suspiro tu imagen se me iba desdibujando. Y quedaste ahí. Como un triste recuerdo que uno guarda en un cajón viejo y lo desempolva cada tanto.

Se me terminaron las lágrimas, esas que derramé día y noche por vos. Las que se me escaparon a mares de los ojos. Las que me mostraron un mundo borroso, oscuro, a veces invisible. Ahora vuelvo a ser yo, el que ríe, canta, escucha música con sus amigos y cuenta anécdotas divertidas.

Vos sos nadie. Quizá siempre lo fuiste. Quien sabe….

Lectores: 465

Envianos tu comentario