Información General
Con una capacitación de ocho meses

Un joven con Síndrome de Down inició su entrenamiento laboral en un reconocido comercio gastronómico

Se trata de Mauro Ramos Yusef, quien ya se había desempeñado como auxiliar en un jardín municipal y conformado un equipo de "Cuidadores de Playa".

Con la expectativa puesta en que nuevos actores del sector privado se animen a sumarse a la iniciativa, la Secretaría de Turismo y Desarrollo Productivo se acercó hasta “La Industrial”, un reconocido comercio gastronómico del centro necochense, para seguir de cerca los avances del entrenamiento laboral de Mauro Ramos Yusef, un joven con Síndrome de Down que comenzó a transitar sus primeras experiencias de formación en el mundo del trabajo.

La inclusión de este nuevo participante del Programa Promover la Igualdad de Oportunidades de Empleo se vuelve importante, por tratarse de una incorporación que no se efectuó en el ámbito público, donde ya cerca de medio centenar de personas con discapacidad desenvuelven sus tareas cotidianamente.

Una comitiva encabezada por el titular de la dependencia, Matías Sierra, llegó al lugar para cerciorarse de su proceso de adaptación. Estuvo acompañado por la directora de Desarrollo Comercial, Industrial y Agropecuario, Rocío Zabaljáuregui, en cuya órbita funciona la Oficina Municipal de Empleo, articuladora del programa a través del Ministerio de Trabajo de la Nación.

Cabe señalar que Mauro, antes de abordar esta nueva oportunidad, ya se había desempeñado como auxiliar en un jardín municipal y conformado el equipo de “Cuidadores de Playa”, que motivó mucho interés en los medios nacionales y municipios vecinos por su poder de inserción y la originalidad de la propuesta.

“En lo que refiere al rubro de la gastronomía, su perfil coincide con lo que se estaba buscando, ya que suele colaborar en la confitería del Club del valle y reúne las características necesarias para desempeñarse como ayudante de mozo”, señaló Camila Bianchi, coordinadora del Área de Discapacidad de la comuna, quien se ocupa de brindar asesoramiento en estos procesos de inclusión laboral.

En cuanto al programa nacional, “el proyecto consiste en un entrenamiento de ocho meses, dentro del cual el joven deberá cumplir cuatro horas diarias de trabajo”. Para ello, “el Ministerio de Trabajo abona un incentivo económico”, mientras que Mauro “está bajo la supervisión de los encargados del salón”, señaló la funcionaria.

Por su parte, Rocío Zabaljáuregui señaló que “esta es una manera de inclusión que estamos gestionando desde la Oficina de Empleo”, destacando al respecto que “actualmente tenemos cincuenta participantes activos, pero Mauro es la primera persona que se inserta en el sector privado”.

Celebrando el inicio de este entrenamiento, desde la Secretaría apuestan a que más comercios y empresarios locales se animen a incorporar personal con discapacidad.

Lectores: 46

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: