Panorama Político de Necochea
Problemas

Salud privada: el elefante en la cocina que todos eligen no ver

La salud privada es un elefante en la cocina, imposible no verlo, pero nadie dice nada por miedo a ser el único que lo ve. (Dibujo: NOVA)

La emergencia sanitaria por Covid-19 expuso todas las miserias del sistema de salud en Necochea, puntualmente la salud privada. Cobros indebidos y una espera descomunal para algunas prestaciones urgentes son la moneda corriente que hace que ante una enfermedad el necochense busque atención médica en la zona.

El cobro de un copago, plus o adicional por parte de "la" clínica, médicos y prestadores de salud, es una práctica totalmente naturalizada, aunque está prohibido por las normativas vigentes. Impunemente, en negro, evadiendo impuestos a la vista de toda la mayoría de los médicos necochenses cobran un adicional por sobre el bono de la Obra Social equivalente a la consulta "particular".

En muchos casos, particularmente más notorio e indignante en los afiliados de PAMI que no hace mucho tiempo los que tenían cápita en el sector privado debían abonar religiosamente hasta para el médico de cabecera, ese "plus" es la diferencia entre esperar hasta 8 meses por un estudio complementario o un especialista y obtener un turno de un día para otro.

Como todo principio de acción y reacción, antes de pagar por lo que consideran un abuso de los médicos, cientos de necochenses prefieren hacer el viaje a Mar del Plata (cuyo costo es similar al plus que cobra el médico) y recibir la atención que requieren en la vecina localidad.

"En el día me hicieron todos los estudios y no me cobraron nada"; "Me internaron, me operaron y solo pagué material descartable"; "Llegué y me atendieron en el momento", "No sirvió nada de los estudios que me hicieron acá, pero me hicieron todo de nuevo y me lo cubrió la obra social" son frases que sueltan los vecinos al relatar "las maravillas" de la atención médica recibida a escasos 125 kilómetros de casa.

El grueso de la salud del distrito recae en el sistema de salud pública. En la última encuesta de Indicadores de Mercado Laboral realizada por el Ministerio de Trabajo de la provincia de Buenos Aires en el año 2011/12 se detectó que el 46 por ciento de los habitantes económicamente activos de nuestra ciudad, conformaban el grupo de desempleados, subempleados, trabajadores informales y cuentapropistas, trabajadores en negro y con ingresos de planes sociales sin cobertura de obra social.

"Ni pagando encontrás atención médica en Necochea" y mucho menos un fin de semana. Es la queja generalizada ante la demanda insatisfecha y las quejas, los reclamos y la indignación, la impotencia y el dolor se multiplican por cada persona que no recibió la atención adecuada.

Un prestador vinculado muy de cerca al sistema de salud fue tajante al hacer un análisis sobre la atención que reciben los vecinos de Necochea: "no sé qué esperamos, no te digo de tener una atención de alta complejidad, sino mediana tirando a tres cuartos, si tuviéramos una complejidad acorde a las necesidades de una ciudad como la nuestra, por cantidad de habitantes y por requerimientos de patologías más complejas como un servicio de hemodinamia, se podría intervenir acá sin necesidad de seguir aumentando costos, especialmente en vidas de nuestros vecinos".

¿Quién le pone el cascabel al gato?

La salud privada es un elefante en la cocina, imposible no verlo, pero nadie dice nada por miedo a ser el único que lo ve. ¿Ante quién se debe denunciar el cobro indebido de aranceles si el propio Círculo Médico avala y justifica esta práctica?, ¿tiene competencia el Estado Municipal?

Este plus se cobra en negro a la vista de todos y más de uno ha presenciado los berrinches de las recepcionistas cuando alguien exige factura, ¿qué pasa con AFIP, con Arba, que están al acecho de que el kiosquero facture hasta el chicle?

¿Una cofradía al servicio del bolsillo?

Hace unos años, antes del vaciamiento y saqueo total, un grupo inversor estaba interesado en la compra y saneamiento de la Clínica Regional. A pesar de la compleja situación legal que atravesaba la clínica, propusieron la compra del paquete accionario, lo que iniciaría un salvataje económico y el pago de la totalidad de la deuda, especialmente de los salarios de los trabajadores.

La operación finalmente no se pudo concretar. La férrea oposición del Círculo Médico que, según informaron oportunamente los inversores, hasta amenazaron con no permitir que ningún médico de la ciudad preste servicios en la clínica, las trabas del Ejecutivo municipal, (Facundo López), hicieron que los capitales estimen el salvataje de la clínica Regional como una operación de alto riesgo y finalmente desistieron de la compra.

Lectores: 196

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: