Política
Pensando en 2023

Rojas ya da por hecha su reelección y anuncia que el próximo aumento de tasas será superior al 60 por ciento

Arturo Rojas sabe que esta carrera por la reelección no hay mayores obstáculos y se siente ganador. (Dibujo: NOVA)

Completamente lanzado en su campaña electoral, con un año de anticipación y sin mayores rivales en el horizonte político, el intendente Arturo Rojas comenzó a construir un discurso que da por hecha su reelección por un lado y anunció que prepara fuertes aumentos de tasas para el año que viene.

Al respecto de su reelección, Rojas mencionó que espera poder aportar alguna clase de solución a temas como el Casino o el contrato de la basura, dos temas que quedaron a manos de la Secretaría de Legal y Técnica y luego de tres años de gestión no termina de elaborar. Rojas señaló en declaraciones a radiales que espera poder resolver algo "en este primer mandato”, como si ya hubiera un segundo mandato asegurado.

Las declaraciones, que lejos de cualquier oficialidad sólo obedece a una lógica de campaña, responde más a un slogan que a las posibilidades reales de hacer movimientos, dado que en ambos casos hay escollos que trascienden el tiempo de gestión que tiene Rojas al mando de la Comuna.

Sobre el Casino, depende todavía de si recibe o no la escritura por el lote más grande del complejo, que no había sido terminada de tramitar. La Comuna intentó vender una usucapión haciendo caer la única oferta de compra presentada. Además de esa desprolijidad, hay demandas judiciales de los vecinos por la cantidad de vicios que se cometieron para tratar de forzar la venta. En el camino, la gestión aprovechó para dejar del todo abandonado al Complejo, sin siquiera darle un mínimo mantenimiento como cortar el pasto o vaciar el agua estancada de las piletas, mostrando al público una cara ruinosa del lugar para justificar sus intenciones.

De cualquier manera, existe la intención de la provincia de licitar máquinas tragamonedas, algo que sucedería recién desde abril del año que viene. Como la Comuna se comprometió a invertir unos 15 millones de pesos para darle una lavada de cara al complejo en su sala de juegos, la reactivación del lugar depende primeramente de los movimientos que haga la Municipalidad, algo que se ve en un horizonte muy difuso y poco prometedor, dada la obvia intención de la gestión Rojas de dejar a su suerte el lugar y vender el predio como sea.

Para el caso del contrato de basura, que el intendente aseguró que se trata de 11 expedientes que el Concejo Deliberante habrá de tratar. En el pasado la Comuna forzó el tratamiento de numerosos temas bajando al Concejo expedientes sin dar tiempo a los concejales para estudiarlos y elaborar mejoras o contrapropuestas. Para este caso, dada la relevancia del asunto, se espera que el Ejecutivo se comporte acorde a la necesidad de conocer completamente su iniciativa antes de someterla a cualquier clase de tratamiento, algo que podría llevar largos meses de estudio.

De cualquier modo, la gestión Rojas no mostró demasiado empeño en el tema más que una serie de anuncios sobre negociaciones para el pago de la deuda por la disposición final, algo que la empresa concesionaria no está brindando y que está causando un serio daño ambiental al distrito.

Por otro lado, los concejales habrían de observar cuál es el vínculo real entre el secretario de Legal y Técnica, Ernesto Povilaitis, y la empresa concesionaria, dado que el funcionario se desempeñó como abogado del grupo empresarial que gestiona la basura en la ciudad e intervino en la elaboración del contrato que rige actualmente como parte de la gestión de José Luis Vidal, responsable del contrato actual.

Aumento de tasas

En ese contexto, el intendente que ya da por hecha su reelección y ha lanzado declamaciones difíciles de creer (como que el 70 por ciento de los vecinos lo acompaña en su gestión cuando en realidad fue exactamente al revés en las elecciones de noviembre del año pasado) que lo han llevado a adelantar que se viene un nuevo y fuerte aumento de tasas municipales.

Con respecto a las tasas, Nueva Necochea no ha tenido nada de nuevo y su estrategia no se distinguió de casi ninguna de las gestiones anteriores: imponer fuertes aumentos y luego abrir moratorias para mantener la cobrabilidad, que actualmente alcanza aproximadamente el 50 por ciento.

Lectores: 56

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: