Judiciales y Policiales
Modus Operandis

Robo de cableado de media tensión: un delito que tiene en jaque a los vecinos de Quequén

Esta modalidad delictiva tiene como principal objeto el robo de cables, valorados por sus componentes como el cobre o el aluminio.

Quequén se ve azotada por una modalidad de delito cada vez más frecuente que trae a los vecinos serios inconvenientes. El robo de cables de media tensión que transportan una tensión nominal entre 1 kV (1000 voltios) y 36 kV (36000 voltios).

Desde hace varios meses se repiten hechos vandálicos que tienen como finalidad el robo de materiales del sistema de distribución de energía. Esta situación genera importantes inconvenientes en el servicio eléctrico y la distribución de agua, especialmente para los vecinos de Quequén, el sector más afectado.

Esta modalidad delictiva tiene como principal objeto el robo de cables, valorados por sus componentes como el cobre o el aluminio. En el mercado negro el tramo que no está sometido a tensión se vende a precios que oscilan entre 8 y 10 mil pesos el kilo. Un tramo de cable de cobre pesa entre 6 y 7 kilos .

Para tener en cuenta la magnitud del delito que pone en vilo no solo a la cooperativa eléctrica local, sino a las prestadoras de todo el país: la cotización del cobre aumentó este año un 80 por ciento y hoy ronda los 8.000 dólares en la Bolsa de Metales de Londres.

En el transcurso de la semana anterior se provocaron dos cortes que dejaron sin servicio eléctrico a toda la localidad de Quequén. Un dato no menor es que cada corte tiene un costo aproximado de 1 millón de pesos para la cooperativa eléctrica en concepto de materiales y multas.

Modus Operandis

Los ataques vandálicos se dan de madrugada, entre las 2 y las 3. La precaria herramienta que utilizan los delincuentes es un alambre con dos piedras atadas en ambas puntas que arrojan sobre las lineas de baja tensión provocando el corte de energía.

En promedio restablecer el servicio eléctrico demora hasta 4 horas, desde que se detecta el lugar de la falla hasta reemplazo del cableado, mientras que poner en funcionamiento las bombas que surten de agua a Quequén y quedan fuera de servicio una vez que se activan los protocolos y se restablece la energía eléctrica demora varias horas de trabajo al personal municipal,

Lectores: 111

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: