Panorama Político de Necochea
Resumen semanal

¡Pongan huevo concejales! Los debates políticamente incorrectos que se esperan en el Concejo

Los diez concejales electos el pasado 14 de noviembre juraron por Dios, la Patria, Perón, Néstor, Cristina, los compañeros de la Cámpora, los padres, la ciudad de Necochea y las sagradas escrituras, cagarla lo menos posible. (Dibujo: NOVA)

Algún día la Patria va a demandar cuentas a todos aquellos que solemnemente juran desempeñar fielmente el cargo para el que han sido elegidos por el voto popular y a poco de andar la memoria les falla y a las promesas se las lleva el viento de la costa necochense. Y el día que la Patria (que no es el otro, sino todos nosotros) demande, ahí, agarrate Catalina.

En la jornada del viernes 10 de diciembre los diez concejales electos el pasado 14 de noviembre juraron por Dios, la Patria, Perón, Néstor, Cristina, los compañeros de la Cámpora, los padres, la ciudad de Necochea y las sagradas escrituras, cagarla lo menos posible.

El concejal de Nueva Necochea, Guillermo Sanchez, fue designado presidente del Concejo Deliberante con el voto unánime de los concejales; el vicepresidente primero es Bartolomé Zubillaga y Norma Alí, ocupa la vicepresidencia segunda.

El secretario del Cuerpo trajo el primer chispazo entre Gonzalo Diez y Nueva Necochea, pulseada que ganó la gente del intendente Arturo Rojas que por cuestiones de salud no estuvo presente en la jura de los nuevos ediles.

La kirchnerista Silvia Jensen, quien días atrás realizó una fuerte crítica a la conducción del Frente de Todos, apuntando a la cabeza de Andrea Cáceres por los acuerdos sellados con el ex intendente Facundo López que valieron otra derrota electoral del espacio, es la flamante secretaria del Concejo Deliberante.

El debate que viene

El municipio es un sistema integrado, es decir que tiene un Poder Ejecutivo y un Poder Legislativo que deberían caminar a la par, promoviendo mecanismos que impulsen un desarrollo equitativo y sustentable, indispensables en un Estado ágil y eficiente.

Municipio y Concejo Deliberante, son el primer nivel de gobierno y la instancia más cercana entre las necesidades de los vecinos y la resolución de las diferentes problemáticas. Al menos eso es lo que dice la teoría.

Los nuevos tiempos deberían traer temáticas y debates complejos a la mesa de trabajo de los flamantes ediles y la búsqueda de consensos y acciones son los pilares fundamentales para garantizar una mejor calidad de vida al vecino de Necochea.

En estos nuevos tiempos, se requieren concejales que no le saquen el cuerpo al debate y no tengan miedo de las discusiones políticamente incorrectas que en más de una oportunidad van a golpear de lleno al orden pre-establecido y terminar con sus privilegios.

La salud pública:

Hace unos años un grupo inversor llegó a Necochea con la idea de comprar la deuda de la Clínica Regional y convertirla en un centro de alta complejidad para pediatría y neonatología pero las trabas impuestas por el Círculo Médico y la política local (gobierno de Facundo López) hicieron que esta gente levante sus petates y tome nuevos rumbos.

Una de las excusas que puso la corporación médica necochense fue que "así estamos bien".

El principal (y casi único) efector de salud en nuestra ciudad es el hospital municipal. La salud privada es virtualmente un centro de atención primaria caro y obsoleto que impulsa al vecino ante una situación de enfermedad grave, buscar atención en otras localidades.

El vecino de Necochea es rehén de un sistema de salud privada que impone sus propias reglas aunque estas estén reñidas con la Ley como el cobro de aranceles, plus, bono o copago a las obras sociales. Mientras en otras localidades la intervención de la Justicia ha puesto tras las rejas e incluso llevó a la suspensión de la matricula de profesionales y la clausura de clínicas involucradas con esta práctica ilegal, en nuestra ciudad Justicia, municipio y Concejo Deliberante son cómplices ciegos, sordos y mudos.

He aquí un debate pendiente.

Puerto Quequén: ¿un principado en medio de la ciudad?

Pocas veces la problemática que genera la operatoria portuaria llegó al Concejo Deliberante, pocas, muy pocas veces se habló de como afectan a la salud de los vecinos los negociados que se traducen en millones de dólares que se cuecen en las oficinas de Puerto Quequén; no importa si en el camino se anteponen a la vida y la salud de los vecinos y la fauna de la región.

Estudios recientes realizados por la cátedra de toxicología ambiental de la Universidad Católica de Córdoba, indican que cuatro de cada diez personas que viven cerca de las plantas de acopio de cereal, sin controles medioambientales, como ocurre en la terminal portuaria capitaneada por Jorge Alvaro, sufren problemas de alergias y enfermedades pulmonares.

La nube de polvillo y granza que permanentemente sobrevuela la zona aledaña al puerto, especialmente en la margen de Quequén, es materia de quejas por parte de los vecinos. Desde hace más de una década que se están elevando notas y pedidos a las autoridades municipales y provinciales, al Concejo Deliberante y organismos de control, sin respuestas positivas.

El puerto no se toca, los argumentos están ligados a los intereses millonarios de los operadores que no siempre coinciden con las necesidades y requerimientos de los vecinos. Una especie de principado que toma todo lo que quiere y aporta poco y nada.

El programa "Puerto-Ciudad" que impulsó con éxito el intendente Arturo Rojas mientras se desempeñó al frente de la estación marítima abrió la puerta a obras financiadas por el puerto que tuvieron un fuerte impacto en la comunidad.

En este sentido se concretó el paseo y mirador pegado a la Escollera Sur, la pavimentación de las calles de ingreso a Escuelas y Hospital Irurzun pero la obra más esperada que es la reconstrucción del Puente Ezcurra quedó relegada al olvido.

Es cierto que el Concejo Deliberante no tiene injerencia directa en la operatoria portuaria, sin embargo el municipio cuenta con un miembro en el directorio del Consorcio de Gestión de Puerto Quequén que debería velar por los intereses del vecino de Necochea, llevando a la mesa de toma de decisiones las políticas marcadas por el municipio.

El parque Miguel Lillo: ¿quién le pone el cascabel al gato?

El Parque Miguel Lillo comenzó a gestarse en el año 1948 y las tierras que hoy ocupa pertenecían a la familia Díaz Vélez, que habitaban en una casona de estilo colonial (hoy Museo Histórico Regional) rodeada de cuatro hectáreas de bosque de eucaliptos y cipreses.

Fue creado para frenar el avance de las arenas transportadas por el viento de la costa y se incorporaron variedades de pino Piñonero, de Alepo, Insignis, Marítimo y Thunberggi.

Es indiscutible su función como pulmón verde de la ciudad y ejemplo de todo lo bueno que puede hacer el ser humano en favor de la naturaleza y el medioambiente.

El parque no se vende, el parque no se toca, sin embargo el parque sin la mano del hombre que le dio vida se muere.

Cada vez más se notan claros deforestados, especies muertas, tala indiscriminada y de manera alarmante se observa la migración de aves hacia la ciudad, signo inequívoco de que algo no está bien en nuestro parque.

El turismo, esa famosa industria sin chimeneas a la que Necochea aspira a entrar de manera competitiva desde hace décadas, requiere infraestructura pero esta debe ser planificada, estudiada, sin comprometer la masa arbórea o la rica y variada fauna que lo habita.

Le toca al Concejo Deliberante, que hasta ahora ha esquivado el bulto, marcar políticas claras para su preservación y cuidado y un debate realista y serio respecto a la urbanización de la zona, que en los últimos años ha crecido exponencialmente.

Concejales en el siglo XXI

El Concejo Deliberante no es otra cosa que la cuna y origen de formación de demócratas. Nadie está más cerca de las necesidades populares, ni nadie más próximo al escrutinio del votante que los concejales.

Una carga pública que no sólo se requiere vocación y voluntad, sino también del conocimiento (y las ganas de adquirirlo) que permita abordar el desafío asumido.

La práctica empírica de ensayo y error, la improvisación en la política le han costado cara al distrito de Necochea.

Lectores: 115

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: