Judiciales y Policiales
La lucha de una madre abandonada

Nueve años después, comenzó juicio por mala praxis por la muerte de un bebé

Joaquín falleció al año y once meses de edad, luego de una traumática cesárea de urgencia que lo dejó con parálisis cerebral severa.

Tras una lucha de 9 años por parte de la familia, este jueves se dio inicio a un juicio por mala praxis que involucra a dos profesionales de la salud necochenses. Se trata del ginecólogo Mario Bustamante y la partera Mónica Magno, quienes están imputados por la muerte de un bebé.

Desde sus redes sociales, Érica Fernández, mamá de Joaquín, relata lo que sucedió en el momento del parto, desde que llegó con un embarazo a término al hospital municipal de Necochea: "Fui al hospital Emilio Ferreyra durante una semana consecutiva con pérdida de sangre y fuertes dolores. Solo me hacían tacto y me hacían volver a mi casa".

"El quinto día, sábado 12 de mayo de 2012, me hacen una cesárea de urgencia donde estuvimos a punto de perder la vida", continúa relatando Érica.

"A mi hijo lo reanimaron y quedó con una parálisis cerebral severa, con daño irreversible. Joaquín no tenía reflejos, no lloraba, comía por un botón gástrico ya que no succionaba. Joaquín falleció al año y once meses, el 2 de abril de 2014", agregó.

A medida que avanza el relato, la angustia y el dolor de la madre surgen con fuerza: "Sentí un abandono total de parte del área de salud en ese entonces, me sentí frustrada, abandonada, sin ningún derecho".

"Cuando Joaquín tenía seis meses, denuncié a la partera, Mónica Magno, y al ginecólogo, Mario Bustamante; hasta el día de la fecha siento el abandono y la frustración de no poder hacer justicia por lo que le hicieron a mi hijo, a mi familia y a mí".

El abandono y la frustración que sintió por el abandono del área de salud municipal, también lo siente por parte de los jueces y fiscales "que hicieron que la defensa siga trabando el juicio. Érica hace un sentido pedido a la comunidad de Necochea para que la acompañen durante el juicio contra los profesionales de la salud: “Me encantaría poder llevarlo a la plaza o a la escuela, abrazarlo y verlo crecer. Sin embargo, hace largos 9 años que llevo una lucha judicial, para que al menos, ya que no tiene vida, tenga justicia".

"No solo lucho por Joaquín, durante todo este tiempo y desde el dolor de no tenerlo lucho por un sistema de salud que sea más seguro y que respete el derecho a la vida. Junto a otros padres y madres decidimos luchar con amor para que esto no vuelva a ocurrir. Te pido que levantes la bandera de Joaquín y me ayudes a ser su voz".

Lectores: 122

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: