Política
Doble discurso

El pez por la boca muere: Diez pasó de defender el cierre de la sala de juegos a ser el abanderado del Casino

"El juego es totalmente pernicioso", decía Gonzalo Diez hace un tiempo.

Que nadie resiste un archivo es una certeza y en tiempos en que la información está a un click de distancia, nada se escapa al ojo público. Gonzalo Diez, uno de los precandidatos a intendente del radicalismo, fue un férreo defensor de la postura de la gobernadora de cerrar la sala de juegos, pero hace unos pocos días pegó un volantazo e hizo propia la bandera por su continuidad.

Aunque según se comenta, para convertirse en el adalid de la lucha por la continuidad del juego en Necochea, "icardió" a gente que le dio una mano y usufructuó en beneficio personal el crédito de las gestiones y los contactos de otra persona.

El radical no siempre tuvo la misma mirada y predisposición sobre el juego en nuestra ciudad. En una entrevista realizada por un medio local hace un par de años, sostenía una postura clara al respecto: "A mí que se pierda la plaza de juego no me produce ningún escozor ni como plaza turística ni como polo de desarrollo, porque es negocio para algunos y es pernicioso para la sociedad".

"Opino lo que la Unión Cívica Radical opinó históricamente. El juego es totalmente pernicioso, desde el lugar que lo miremos, el juego no tiene ninguna virtud. Ninguna posibilidad vinculada al desarrollo de una ciudad”, decía hace un tiempo el precandidato, antes de que la vorágine electoral torciera su opinión.

Tomando distancia de sus dichos de entonces, Diez utiliza como caballito de batalla para su campaña electoral la situación del Casino y desde su área de prensa se encargan de difundir reuniones e imágenes de supuestas gestiones para restaurar la edificación en ruinas.  

Lectores: 4646

Envianos tu comentario