Información General
Otro papelón, y van...

El basural a cielo abierto de Relisa se ubica en un predio usurpado

Hay estudios que demuestran que el agua de Necochea está contaminada

Por más de una década el basural a cielo abierto del camino viejo a La Dulce contamina suelo y agua impunemente, ante el silencio y anuencia de concejales y autoridades municipales. Las continuas quemas, la falta de tratamiento en la disposición final de los residuos es una práctica naturalizada por el municipio que dejó de incluir en los contratos de concesión la obligación del cuidado medioambiental y disposiciones sanitarias para ahorrarse unos pesos.

Para completar el panorama de desidia y desentendimiento del tema por parte del intendente Facundo López, la directora de gestión ambiental Belén Benavidez y los 20 concejales del distrito, el campo donde se asienta el basural fue usurpado por el empresario Guillermo Martinez, tal como denunció ante las cámaras de América 24 su propietario.

La producción del programa de Rolando Graña se puso en contacto con Relisa para "arreglar" el traslado de basura de un supuesto campito. Por una "birra para el gordito" y un bono de 150 pesos cualquier persona puede descartar sus desechos sin ningún tipo de control.

Walter Svensen, el propietario del predio usurpado por Relisa, que irónicamente paga los impuestos del campo a un municipio que no reconoce su propiedad, comentó que se presentó en la apertura de sobres de la licitación de la recolección domiciliaria de residuos urbanos y puso en conocimiento de los concejales la situación irregular, sin embargo el proceso siguió su curso y fue aprobado. La empresa factura 20 millones de pesos mensuales.

Agua contaminada y disparate ecológico

Aproximadamente 20 camiones diarios con toda la basura de Necochea, Quequén, La Dulce, Claraz y Juan N. Fernandez son depositados sobre el acuífero más importante de la región.

Svensen asegura que "hace años que el agua no es apta para consumo humano, se están contaminando las napas de agua que toma la gente".

Según el informe de América 24 hay estudios que demuestran que el agua de Necochea está contaminada, además los líquidos que derrama el basural terminan en el Rio Quequén, junto con los efluentes cloacales del caño maestro que cruza el rio y hace años espera su reparación.

En diciembre de 2018 alumnos del anexo de la Secundaria Básica N° 5 que funciona en Energía pusieron al descubierto la baja calidad del agua. Tomaron muestras en un campo cercano, en Energía y en la localidad de Ramón Santamarina y mediante un análisis realizado en un laboratorio marplatense se demostró la presencia de altos niveles de bacterias como Escherichia Coli y Kec, e incluso niveles alarmantes de arsénico, dando como resultado que el agua que se consume en la localidad no es apta para el consumo.

Vecinos del distrito, que también habían realizado estudios al agua en sus domicilios por problemas recurrentes de salud, confirmaron la investigación de los estudiantes. Sin embargo, las autoridades municipales la desestimaron de plano.

A pesar de la indiferencia de los funcionarios municipales ante la baja calidad del agua en el distrito, en algún momento de su carrera política el jefe comunal se mostró preocupado por el tema.

A raiz de un informe que indicaba que el agua en nuestro distrito era de 'calidad mediocre apta para consumo', el entonces concejal Facundo López presentó en octubre de 2014 un pedido de informes instando al Ejecutivo a detallar las medidas realizadas en aquellos pozos cuya calidad del agua sea mediocre, baja o No apta para consumo, algo que no tuvo en cuenta durante su gestión .

Lectores: 5801

Envianos tu comentario