Quequén
Prioridades invertidas

No hay plata para Quequén pero sí para pagar la fiesta

De realizar obras, ni hablar.

Aquellos que saben de gestión y manejan presupuestos acotados dicen que la clave para salir airosos es establecer prioridades y ocuparse en primer término de lo importante. La gestión del delegado de Quequén está lejos de entrar en esa definición ya que se sostiene a lo argento: atada con alambre.

Aunque el presupuesto no alcanza para arreglar las calles, ni hacer de las plazas lugares seguros para los niños, ni ampliar la red de cloacas, agua corriente  y el edificio de la delegación se caiga a pedazos poniendo en riesgo a los trabajadores y vecinos que concurren para hacer trámites, la política es "si hay miseria que no se note".

Cual emperador romano, al pueblo pan y circo. La delegación de Quequén que tiene un presupuesto igual a la plata que se gastó el intendente Facundo López en publicidad en menos de un mes, organizó para este fin de semana los festejos por el carnaval.

Tres días de fiesta en los que artistas y murgas locales van a desplegar su arte, su pasión y van a compartir un trabajo arduo de ensayos, confección de vestuarios y horas puestas para deleitar al público y gente de trayectoria nacional, que se "venden" como el plato fuerte serán parte del espectáculo.

Recuperar las fiestas de carnaval es recuperar parte del patrimonio cultural de un pueblo y a la familia como eje central, sin embargo las cuentas claras conservan la amistad.

Con las suspicacias a flor de piel tras lo ocurrido con las contrataciones de "La Ruta del Tango" en las que se pagaron sumas millonarias a productores e intermediarios flojos de papeles, próximamente Pablo Bugando y su equipo deberán rendir cuenta de lo que desembolsará la delegación de Quequén en los contratos de Daniela Fernández, que llevará adelante la conducción del evento y de Tambó-Tambó y Daniel Lezica.

Lectores: 6311