Concejo Deliberante
Eso se llama patinarse la guita

El Concejo Deliberante reparte 39 millones de pesos en personal, publicidad y café

El proyecto de presupuesto 2019 deja al descubierto una situación que raya en lo absurdo.

En los últimos dos años la historia se ha repetido con indignante frecuencia: la Municipalidad no llega a pagar sueldos y los trabajadores reciben sus haberes en cómodas cuotas. Para las autoridades municipales es una situación naturalizada, para los trabajadores en cambio es una irregularidad que afecta y perjudica su economía doméstica, además de avasallar sus derechos laborales.

Durante la gestión de Facundo López ingresaron al municipio 800 personas, en su mayoría son militantes, amigos, amantes de funcionarios y se crearon 50 cargos políticos, muchos de ellos son las denominadas "coordinaciones" que son ni más ni menos que devoluciones a favores electorales.

Pero la superpoblación de trabajadores no se da solo en el Ejecutivo. El Concejo Deliberante, en los papeles el órgano contralor, ha caído en los mismos usos y costumbres de la administración comunal.

En la Secretaría el personal está hacinado por lo que no es extraño ver a algún "secretario" dando vueltas por los pasillos al pedo como bocina de avión o mirando televisión en algún bloque.

Entre secretarios, administrativos, "prensas" y asesores suman alrededor de 36 trabajadores para 20 concejales en un año en el que la producción legislativa fue lamentable.

El bloque unipersonal del radicalismo, compuesto por la edil Graziana Maizani, es el que más empleados acumula y en la última semana incorporó un nuevo secretario, mientras la concejal del PRO Marcela Fernández Palma continúa bancando a Úrsula Wagner, una ñoqui que presume, a través de su cuenta de Facebook, sus viajes por el mundo mientras percibe un sueldo de las golpeadas arcas municipales.

El proyecto de presupuesto 2019 que envió el Ejecutivo para su análisis deja al descubierto una situación que raya en lo absurdo. Según los cálculos el municipio cuenta con poco más de 2 mil millones de pesos para hacer frente a los gastos del corriente año pero los sueldos de personal se llevan mil millones, es decir la mitad del presupuesto.

En el Concejo Deliberante los números son ridículos. De un presupuesto de 39.848.702,06 pesos, 37.016.702,06 son para personal, 350 mil pesos se destinan a publicidad, que como ya ha declarado sin tapujos el presidente del Concejo Deliberante, Ernesto Mancino, se reparten entre un grupo selecto de medios amigos y el resto básicamente para café y hojas.