Política
Movilización

Funcionarios y concejales le hicieron "pito catalán" al reclamo de seguridad de los vecinos

"En campaña andan todos en la calle, hoy les pedimos que nos acompañen y no hay nadie acá", reclamaron los vecinos. (Foto: NOVA).

En la tarde de este jueves 5 de julio, Necochea marchó contra la inseguridad. La ausencia de concejales y funcionarios municipales fue notoria, incluso los reflectores que iluminan la Municipalidad se apagaron cuando llegaron los manifestantes.

La muerte del empresario Guillermo Depierro fue el detonante que movilizó a los necochenses a reiterar el pedido de seguridad y la acción de los poderes fundamentales en la construcción de la misma: Estado municipal, Policía y Justicia.

Luego de la tradicional recorrida por el centro de la ciudad, los manifestantes hicieron una parada en la comisaría primera, donde descargaron su bronca e impotencia contra los uniformados.

El momento bizarro de la noche se dio en el momento en que los vecinos reclamaban seguridad y mayor compromiso de la fuerza policial contra el delito, desde los portones de la comisaría se escuchaban los gritos y silbidos de los detenidos que replicaban el grito de los necochenses.

La acción policial está siendo fuertemente cuestionada por estos días tras la publicación de un informe de la Defensoría del Pueblo de la provincia de Buenos Aires que deja en evidencia que en nuestra ciudad solo se persigue a los “perejiles” y los patrones de la droga permanecen intocables. Siete de cada diez detenciones se dan a consumidores dejando a los traficantes fuera de toda investigación.

Tanto los funcionarios municipales como los concejales hicieron un papel lamentable. Después de mucho insistir y cuando ya se estaba desconcentrando la protesta, los vecinos lograron que Valentín Bustillo abandone la tranquilidad de su despacho acompañado por el edil oficialista Luciano González. El resto lo miraba por TV.

"¿Nos ven cara de pelotudos?", increparon. "Estamos esperando que alguno venga a hablar con nosotros y nadie da la cara. En campaña andan todos en la calle, hoy les pedimos que nos acompañen y no hay nadie acá", fueron algunos de los reclamos de los vecinos.

Mientras los necochenses desafiaron a las inclemencias del tiempo reclamando el derecho a vivir con tranquilidad, la dirigencia local no estuvo a la altura de lo que se requiere de ellos. Solo Valentín Bustillo, secretario de gobierno que tiene bajo su mando el área de Seguridad a cargo de Daniel Verga,  pudo balbucear excusas que no conformaron a nadie.