Política
Elecciones

El radicalismo se pone en marcha rumbo al 2019

El pasado fin de semana, en la Unión Cívica Radical de La Dulce disertó el intendente de San Cayetano.

El radicalismo seccional comenzó a calentar los motores rumbo al 2019. Se iniciaron los primeros trabajos conjuntos entre dirigentes distritales con el objetivo de juntar fuerzas de cara al reparto de cargos que se aproxima.

Aunque los radicales bonaerenses aportaron peso territorial con intendentes, concejales y legisladores, resultaron ser la puta pobre de la alianza Cambiemos. Pocos dirigentes de renombre lograron colarse en las listas seccionales y muchos menos fueron premiados con lugares de relevancia en el gobierno provincial.

En la Quinta Sección, Gonzalo Diez, número puesto del radicalismo local como precandidato a intendente, ha comenzado una serie de tareas conjuntas con dirigentes de distritos vecinos.

El pasado fin de semana la Unión Cívica Radical de La Dulce se convirtió en anfitriona de un encuentro del que el jefe comunal de San Cayetano, Miguel Gargaglione, fue el principal orador. Se analizaron las problemáticas ambientales que impactan en el desarrollo de las comunidades.

A pesar de la euforia por estos pequeños logros, la UCR necochense se enfrenta a un gran desafío que es recuperar la participación de los afiliados y militantes renegados que a lo largo de las últimas dos décadas abandonaron el barco, cansados del nepotismo y la visión cerrada de gran parte de la dirigencia radical.

En las elecciones del pasado mes de octubre, sobre un padrón de 4.400 afiliados, solo 560 participaron de las internas partidarias, poco más del 10 por ciento.