Quequén
Sin atención al público

La Delegación de Quequén tuvo que cerrar debido a la filtración de agua de lluvia

Los trabajadores informaron mediante fotos y videos las grandes pérdidas de agua que caía del cielorraso.

El estado calamitoso del edificio de la delegación de Quequén representa un riesgo para los trabajadores y contribuyentes. Debido a las lluvias, el delegado, Pablo Bugando, ordenó el cierre a instancias del Sindicato de Trabajadores Municipales.

Los trabajadores informaron mediante fotos y videos las grandes pérdidas de agua que caía del cielorraso, a sabiendas de las abundantes lluvias sufridas en nuestra ciudad en los últimos días. Según el comunicado enviado por el gremio, "mojando las propias computadoras que utilizan los trabajadores del área, poniendo en riesgo la persona humana de que pudiera suceder alguna descarga eléctrica sobre ellos". 

"Asimismo, tal era la cantidad de agua que caía, que los pisos de toda la oficina principal de la mencionada delegación, donde incluso transitan los propios contribuyentes que realizan diversos trámites municipales, pudiesen ser partícipe de algún accidente a raíz de estar permanentemente mojados los pisos", continuaron. 

A raíz de la situación, mantuvieron una reunión con el delegado municipal, Pablo Bugando, donde se coincidió en que no estaban las condiciones dadas para el normal funcionamiento de las tareas laborales. Por lo que se resolvió cerrar las puertas de la delegación para la atención al público hasta que las mismas sean óptimas, y tanto los trabajadores como los contribuyentes que asistan al lugar no estén expuestos a accidentes evitables.

Lectores: 1