NOVA Salud
Piden donaciones para Pediatría

Sin oftalmólogo, insumos ni recursos, la situación del Hospital es crítica

Quienes acuden a la Guardia los fines de semana aseguran que los profesionales no cuentan con los elementos básicos. (Foto: NOVA)

El Hospital Municipal Emilio Ferreyra está al borde del colapso. La falta de recursos y los cortes en la cadena de pagos a proveedores se hace sentir en la atención de los pacientes, faltan insumos y medicamentos. Por las redes sociales se pide la donación de algodón, gasas y descartables para el área de Pediatría.

Quienes acuden a la Guardia por emergencias los fines de semana aseguran que los profesionales no cuentan con los elementos básicos para brindar una atención adecuada. La única manera de acceder a análisis, estudios, placas o bien a un especialista es a través de la internación pero tampoco hay camas disponibles.

El Hospital de Necochea no cuenta con servicio de oftalmología. Los recortes presupuestarios hicieron que se elimine un área de vital importancia a la hora de pensar en la salud pública. Sólo el hospital José Irurzun de Quequén cuenta con ese servicio pero hay fuertes reclamos por las dificultades para lograr ser atendido.

Tal es el caso de un joven que hace una semana tiene clavada una esquirla en un ojo y aún no ha logrado la atención médica que la gravedad del caso requiere y con el correr de los días su cuadro se ha agravado peligrosamente.

Tras el continuo peregrinaje entre los dos nosocomios, el paciente no fue atendido por el oftalmólogo del Hospital de Quequén. No se le dieron claras explicaciones de la negativa y se le sugirió que consulte de manera particular a un profesional.

Trabajadores y profesionales de la salud han manifestado su preocupación por el vaciamiento del Hospital. Sin recursos, insumos, medicación, el Emilio Ferreyra, principal efector de salud del distrito, está pasando por un momento complejo que pone en riesgo la vida y la salud de los necochenses y con el incremento de la población en la inminente temporada de verano, la situación promete ser más delicada.