Judiciales y Policiales
Sobran pruebas

Para la Justicia necochense el robo de arena y la emisión de polvillo no son delitos

Se archivaron las causas a pesar de las pruebas fotográficas, videos y testimonios presentados. (Foto: NOVA)

Asesinato por contaminación, es el crimen perfecto para la Justicia local. Después del fallo que dejó en libertad a los responsables del derrame tóxico que provocó la muerte de la joven Melisa Núñez, se archivaron causas por emisión de polvillo y robo de arena.

En ambos casos, la Justicia no encontró que se hayan cometido delitos y archivó las causas a pesar de las pruebas fotográficas, videos y testimonios presentados.

La ONG Surfrider Argentina denunció a los representantes de una empresa cerealera que opera en Puerto Quequén por la dispersión incontrolada de polvillo produciendo la contaminación del aire y atmósfera. Tras las declaraciones de la directora de gestión ambiental del municipio, Belén Benavidez y de los propios empresarios la justicia resolvió "pasar a archivo la IPP sin más trámite".

A pesar de la resolución de la Justicia, los vecinos de la zona muestran la presencia de síntomas derivados de la acción del polvillo en el organismo. Los más frecuentes son tos, ahogos, rinitis, obstrucción crónica de las vías respiratorias, fiebre, dolor en músculos y articulaciones, asma, conjuntivitis, dermatitis y se ha detectado casos con presencia de cuerpos extraños a nivel de los lóbulos pulmonares.

Por otra parte también se mandó a archivo la causa por hurto de arena. El argumento fue que no encontraron "el umbral mínimo de probabilidad requerido en esta etapa para acreditar fehacientemente los extremos de producción del hecho histórico y la responsabilidad del mismo".

En tal sentido se adjuntaron videos, fotografías y testimonios que señalan lugares específicos donde se extrajo arena y que documentan en tiempo real cómo camiones y máquinas de empresas privadas y del municipio retiraban arena con destino desconocido.

Cabe recordar que en 2016, personal de la Comisaría Distrital Segunda de Quequén detuvo a una pareja que fue hallada in fragantti robando un balde de arena.