Concejo Deliberante
Hasta el 8 de noviembre

Marisa Roldán deja el bloque del Partido Fe y toma licencia

Su relación con los demás integrantes del bloque de concejales de Fe-PRO siempre fue tirante pero soportable.

La concejal Marisa Roldan pegó un portazo y se fue del bloque de concejales del Partido Fe. Este viernes por la mañana presentó una nota al presidente del Concejo Deliberante, Ernesto Mancino, anunciando su desvinculación y pidiendo un espacio físico donde trasladarse.

La rubia conformará un nuevo bloque unipersonal y pidió licencia "por razones especiales" desde el 30 de octubre hasta el 8 de noviembre.

Si bien se sabe que su relación con los demás integrantes del bloque de concejales de Fe-PRO siempre fue tirante pero soportable y que más de una vez la edil fue protagonista de arduas discusiones, nunca la sangre llegó al río.

Según los rumores de pasillo, los continuos enfrentamientos se debían a que la edil sentía su labor menospreciada por los integrantes masculinos de su bloque y el debate que se dio en la última sesión ordinaria del Concejo Deliberante por la consesión de una estación de servicio en "El Chiquero", fue la gota que colmó el vaso.

Aparentemente Roldán se molestó porque no fue consultada por sus pares acerca del trabajo realizado en las comisiones correspondientes de las que participó activamente y cuando Hernán Trigo pidió pase a comisión "para hacer algún aporte" sintió que se le hizo un nuevo desplante.

Al igual que la canción, Roldan pensó “no quiero estar a la izquierda del cero" y plantó bandera. La edil es referente de la Agrupación Ramón Landajo que nuclea a un importante número de mujeres que trabajan de manera solidaria en los barrios más humildes del distrito. Uno de los últimos bastiones militantes del Partido Fe.