Judiciales y Policiales
Cerrada hace seis meses

Ni Dios se salva de los delincuentes: vaciaron la capilla San Pablo

Se llevaron equipos de música y sillas de la parroquia que además vandalizaron.

Últimamente ni Dios se salva de la delincuencia en Necochea. Autores desconocidos desvalijaron la capilla San Pablo del barrio Los Álamos, cerrada desde hace seis meses por falta de feligreses.

Los hechos se conocieron a raíz del llamado de una vecina que vio personas retirando sillas del lugar. Previamente habían robado equipos de música, audio y pertenencias de la parroquia, además de vandalizar el edificio.

Ya no quedan lugares seguros en la ciudad. Los vecinos viven tras las rejas, con sistemas de alarmas y monitoreo mientras los malvivientes se adueñaron de las calles.

Los motochorros hacen de las mujeres y adultos mayores sus blancos predilectos mientras que en otras zonas de la ciudad, como en el barrio 9 de julio, revientan las puertas a patadas y salen en moto con televisores y electrodomésticos sin llamar la atención de las fuerzas del orden en su huida.