Política
Normalización

A cara de perro se desarrolló el plenario del Partido Fe

La tensión en el ambiente era tan notable que "el aire se podía cortar con cuchillo". (Foto: NOVA)

Poca convocatoria tuvo el llamado del concejal Arturo Rojas para normalizar el Partido Fe de Necochea. Solo empleados del Puerto, su círculo de amigos y la gente de las localidades del interior que llevó el militante conocido como Jorge "El Topo" Reynoso concurrieron al convite.

Quien hoy ostenta la presidencia partidaria, Antonio Vílchez y su tropa, no participaron de la reunión que tenía como principal objetivo mojarle la oreja al veterano dirigente, aunque en el comunicado enviado a los medios indicaron que se trataba de iniciar "un proceso de normalización de actividades y autoridades".

La frustrada irrupción del sector liderado por Rojas en las elecciones de la Usina Popular Cooperativa profundizó las diferencias entre ambos bandos. Según relataron a NOVA participantes de la reunión, la tensión en el ambiente era tan notable que "el aire se podía cortar con cuchillo".

A pesar de las posturas enfrentadas, enviaron un mensaje políticamente correcto dando por iniciado "un proceso de normalización de actividades y autoridades" afirmando que "la convocatoria buscó empezar a reorganizar el organigrama del partido, para seguir trabajando por una Necochea con igualdad de oportunidades para todos".